Atrás

El IH Cantabria es proyecto español emblemático elegido por la Unión Europea

Para celebrar el 30 aniversario de los fondos de cohesión Bruselas ha seleccionado un programa destacado de cada país miembro.

El Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, IH Cantabria, ha sido seleccionado por la UE, entre una fuerte lista de proyectos europeos como ejemplo de éxito e impacto social positivo en la ciudadanía logrado a través de los Fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional).

Estos fondos europeos de cohesión son el instrumento que la Comisión Europea utiliza para ayudar al desarrollo económico, social y territorial de las distintas regiones dentro del marco de la Unión Europea y que este año conmemora su 30 aniversario. Para ello se acordó elegir, por país miembro, un proyecto representativo financiado por dichos fondos. Y en España ha sido el Instituto de Hidráulica de Cantabria (IH).

La decisión de elegirlo coincide con la propuesta que se hizo desde la Dirección General de Economía y Asuntos Europeos del Gobierno de Cantabria. Su directora, Montserrat García Ortiz, ha destacado "la participación de Cantabria en acciones emprendidas por la UE a nivel empresarial y social, que estimulan la trasferencia de conocimiento, la mejora de infraestructuras y el fomento de la cultura de la innovación y la especialización". Para el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, "es una apuesta por la inversión y el desarrollo I+D+I que ha resultado ser un éxito y una grandísima noticia para Cantabria".

¿Qué es el IH Cantabria?

El objetivo principal del proyecto es la puesta en común de conocimientos destinada a varios estudios sobre ingeniería marina (estrategias de protección de la costa, energías renovables marinas o creación de infraestructuras costeras). Para ello se ha construido en el interior del IH un enorme tanque a modo de simulador de viento, corriente y olas. El tanque, bautizado como 'Cantabria Coastal and Ocean Basin (CCOB)', da la posibilidad de llevar a cabo ensayos a gran escala simulando cualquier escenario marítimo gracias a sus 1.500 metros cuadrados.

Se trata de una instalación única en el mundo, ya que en Europa apenas existen una decena de tanques con dimensiones similares a éste, y situada en nuestra región como motor para impulsar aún más la investigación en ingeniería costera y seguir apostando por las energías renovables en España y Cantabria. Entre los retos que persigue, el de la especialización en el ciclo del agua es una prioridad para atajar el cambio climático y encaminar a Europa hacia una economía azul sostenible.

"Embajador de Cantabria en el mundo"

En el 2011 se puso en marcha este simulador de olas que traería a Cantabria más de 80 millones de euros en los últimos 10 años, destacando que la inversión para que viera la luz fue de 8 millones de euros.

Además, en 2017 el centro ocupó la sexta posición en el ranking que elabora Shanghái en materia de investigación en ingeniería oceánica, porque este "Embajador de Cantabria en el mundo", como ya le han bautizado muchos, además de trabajar en nuestro país, realiza estudios para Asia, África o América. Desde su primer ensayo realizado para una empresa danesa, el 'Gran Tanque' ha ejecutado una media de entre 15 y 20 proyectos anuales.

Actualmente, en el IH Cantabria se estima que trabajan un total de 150 empleados investigadores biólogos, matemáticos, economistas o ingenieros; y de ellos, aproximadamente 50 son indefinidos.

También apuestan por labores de divulgación a través de las visitas didácticas que organizan para los centros educativos y la organización de congresos. Se estima que hasta hoy un total de 9.000 alumnos de 30 nacionalidades distintas han pasado por sus instalaciones y conocido a su equipo.

Su propuesta más reciente, la del pasado 29 de junio, cuando tuvo lugar una jornada divulgativa sobre el cambio climático en sus instalaciones del Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN).