Las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) desempeñan un papel fundamental en el crecimiento económico, la innovación, la competitividad y la creación de empleo. En la Unión Europea hay 23 millones de PYMEs cuyas actividades representan más de un 60% del volumen de negocios, que en términos de empleo se traduce en 75 millones de puestos de trabajo.

Desde los años 80 la Unión Europea, consciente de la importancia de las empresas en el desarrollo de los Estados miembros ha impulsado paulatinamente una política que cree un entorno favorable para las PYMEs, la inversión, la innovación y la cooperación empresarial. En este sentido, la UE financia, a través de programas plurianuales, acciones concretas en favor de las empresas, fomenta el desarrollo de REDES EUROPEAS DE INFORMACION, ASESORAMIENTO Y COOPERACION EMPRESARIAL y publica informes orientativos sobre la situación de la industria europea y las posibilidades de mejora de ésta. La responsabilidad exclusiva en materia de empresa sigue siendo de los gobiernos nacionales.

Durante el período 2001-2006, la política de la Comisión en favor de las PYME ha tenido como bandera al Programa plurianual en favor de la empresa y el espíritu empresarial (MAP). Dicho programa ha destinado más de 510 millones de euros en garantías e inversiones concebidas para mejorar el entorno financiero de las PYME e incrementar su capacidad para atraer inversores.

El resto de la financiación del MAP se dedica a otras dos actuaciones. La primera consiste en la gestión y ampliación de la red de Euro Info Centres que presta asesoramiento y asistencia a las PYME, ayudándolas a obtener el máximo provecho de las oportunidades que generan las políticas de la UE y la existencia de un mercado único de 450 millones de consumidores. La segunda actuación consiste en diversas iniciativas de investigación y en una serie de medidas para animar a los Gobiernos nacionales, así como a otros agentes de primer orden, a que se unan a la UE en la mejora del entorno reglamentario y financiero de las PYME, y en la creación de una cultura de empresa.

Desde el 2007 y hasta 2013, el MAP ha sido sustituido por el Programa marco para la innovación y la competitividad (PIC). La financiación destinada a las PYME experimenta un incremento notable dentro del PIC, que también contará con un paquete de medidas e instrumentos considerablemente mejorado. Cuando llegue 2013, la Dirección General de Empresa e Industria de la Comisión estará destinando a las PYME con cargo al PIC un total de fondos superior en más del 60 % a las cifras del MAP para 2006.