La Unión Europea se basa en el principio de desarrollo sostenible, es decir, encontrar el equilibrio adecuado entre la protección del medio ambiente, el progreso económico y el desarrollo social.

El instrumento principal en la financiación de la política medioambiental es el Programa LIFE, creado en 1992, y al que acompañan programas de apoyo a ongs medioambientales, así como diversos instrumentos técnicos como la etiqueta ecológica, el sistema comunitario de gestión medioambiental y auditoría (EMAS) y el sistema de evaluación del impacto medioambiental de los proyectos públicos y privados y las inspecciones medioambientales en los Estados Miembros.

Todas las acciones en materia medioambiental se enmarcan dentro del Sexto programa de acción en materia de medio ambiente (2001-2010).

PROGRAMA LIFE

El objetivo de LIFE es contribuir al desarrollo, la aplicación y actualización de la política y la legislación comunitaria de medio ambiente. Este instrumento financiero pretende igualmente facilitar la integración del medio ambiente en las demás políticas y lograr un desarrollo sostenible en la Comunidad. Este programa se divide en las áreas de naturaleza, medio ambiente y terceros países.

Los proyectos financiados por LIFE deben responder a los siguientes criterios generales:

  • Ser de interés comunitario y contribuir a los objetivos de LIFE.
  • Ser llevados a cabo por participantes solventes desde el punto de vista técnico y financiero.
  • Ser viables en lo que respecta a las propuestas técnicas, el calendario, el presupuesto y la rentabilidad.

Programa de fomento de las ONG de protección del medio ambiente

Este programa comunitario está destinado al fomento de las actividades de las ONG europeas dedicadas principalmente a la protección del medio ambiente a nivel europeo y que contribuyan al desarrollo y ejecución de la política y la legislación comunitaria de medio ambiente.

Etiqueta ecológica

La etiqueta ecológica tiene por objeto la promoción de productos que pueden reducir los efectos ambientales adversos, en comparación con otros productos de la misma categoría.

El objetivo del sistema comunitario de atribución de etiqueta ecológica es:

  • Fomentar los productos con un impacto reducido en el medio ambiente antes que los demás productos de la misma categoría.
  • Proporcionar a los consumidores orientación e información exacta y con base científica sobre los productos.

EMAS

El sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS) tiene por objeto promover mejoras continuas del comportamiento medioambiental de todas las organizaciones europeas y la difusión de la información pertinente al público y otras partes interesadas.

El objetivo del nuevo sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS) es promover la mejora del comportamiento medioambiental de las organizaciones de todos los sectores mediante:

  • El establecimiento y la aplicación, por parte de las organizaciones, de sistemas de gestión medioambiental según se describen en el anexo I del presente Reglamento.
  • La evaluación objetiva y periódica de tales sistemas.
  • La formación y participación activa del personal de las organizaciones.
  • La información al público y otras partes interesadas.

Evaluación de las repercusiones de los proyectos sobre el medio ambiente

La Unión Europea supedita la autorización de determinados proyectos públicos o privados a una evaluación de su impacto ambiental. La Directiva indica los proyectos de que se trata, los datos que deben facilitarse y las terceras partes a las que debe consultarse durante el proceso de autorización de estos proyectos.

Inspecciones medioambientales

Esta Recomendación establece los criterios mínimos aplicables a la organización, realización, seguimiento y publicación de los resultados de las inspecciones medioambientales llevadas a cabo en todos los Estados miembros con el fin de garantizar una mayor observancia, aplicación y cumplimiento más uniformes de la legislación comunitaria en materia de medio ambiente.

Las labores de inspección consisten en lo siguiente:

  • Comprobar si las instalaciones cumplen los requisitos medioambientales comunitarios.
  • Vigilar el impacto medioambiental de las instalaciones.