El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea implica los siguientes derechos:

Estos derechos se aplican a todos los ciudadanos de la UE.

Los ciudadanos de la UE gozan también de otros derechos, como:

  • El derecho a contactar y a recibir respuesta de cualquier institución de la UE en una de las lenguas oficiales de la Unión.
  • El derecho a acceder a los documentos del Parlamento Europeo, la Comisión Europea y el Consejo, en determinadas condiciones.
  • El derecho a la igualdad de acceso a la función pública de la UE.

El Tratado prohíbe igualmente la discriminación por razón de la nacionalidad.

El Tratado de Lisboa introdujo una nueva forma de participación pública para los ciudadanos europeos, la iniciativa ciudadana. Dicha iniciativa permite que un millón de ciudadanos de un número significativo de Estados miembros pueda solicitar directamente a la Comisión que presente una iniciativa que sea de interés para ellos, dentro de los ámbitos de competencia de la Comisión.

Más información: Tu Europa