El balón de oxígeno que salvó vidas en Valdecilla fue financiado por los fondos FEDER

En marzo de 2020, la pandemia había llegado a España “oficialmente”, sin embargo, el equipo de la dirección sanitaria del Hospital Marqués de Valdecilla, ya previó desde los primeros casos en Lombardía, que era cuestión de tiempo que esto afectase también a toda la población cántabra. Durante los días 7 y 9 de marzo un equipo del centro Europe Direct Cantabria de la DG Fondos Europeos se ha reunido con la dirección que gestionó la respuesta a la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, con el fin de conocer de primera mano la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) 17: el balón de oxígeno que salvó vidas durante el Covid-19 en la región.

Este nuevo espacio del Servicio Cántabro de Salud es una operación susceptible de cofinanciación a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), con cargo a los recursos REACT EU en el marco de una operación Covid19 de la Consejería de Sanidad de 45 millones de euros, que incrementó la inversión en equipamiento necesario para mejorar la capacidad de respuesta de los servicios sanitarios, aumentar el personal dedicado a la atención sanitaria a pacientes afectados por la pandemia, a la vacunación y a la mejora de la seguridad, tanto del personal como de las instalaciones sanitarias, como a las personas atendidas. En este presupuesto se incluyeron también la compra de vacunas, material para pacientes, Equipos de Protección Individual (EPIS), material de desinfección y equipamientos (respiradores, camas, brazos articulados…).

La UCI 17 logró dar una cobertura durante la crisis sanitaria al 100% de los pacientes. Inicialmente la UCI general de Valdecilla contaba con 30 camas y gracias a esta nueva el número aumentó en 18 y en ningún momento dejó de verse afectada la atención a otros pacientes críticos no Covid. Además, este nuevo espacio está compuesto por una sala de control y monitorización acristalada que funciona de forma independiente, lo que permite que la comunicación con el personal sanitario sea más fluida. La estructura abierta ha garantizado la eficiencia de trabajo del personal sanitario debido a que los EPIs dificultaban la comunicación.

El equipo que gestionó la crisis ha señalado además que los picos más altos de la pandemia fueron marzo de 2020 y diciembre de 2021, y que la duración de los ingresos ha descendido. También aseguraron que  a pesar de la situacion Valdecilla ha sido uno, en este periodo, uno de los hospitales españoles que más trasplantes de órganos ha efectuado. Con la nueva UCI 17 la plantilla aumentó, por lo que se creó empleo nuevo doblándose el número de personal sanitario (entre 100-130 personas más).

El futuro de la UCI 17

La sala seguirá estando activa una vez finalice la asistencia a los pacientes Covid y se habilitará como una unidad de cuidados intermedios. En el caso de crisis sanitarias futuras pondrá convertirse fácilmente en una sala de pacientes con patologías críticas.