Ana Belén Álvarez reivindica la unidad e intervención de la UE para hacer frente a los desafíos económicos y políticos actuales

La titular de Economía ha inaugurado la conferencia sobre ‘Los retos de Finlandia ante la actual situación europea’, acompañada por Sari Rautio, embajadora de Finlandia en España

La consejera de Economía y Hacienda, Ana Belén Álvarez, ha reivindicado la unidad e intervención de la Unión Europea para hacer frente a los desafíos económicos y políticos actuales, marcados por la actual Guerra en Ucrania. Así lo ha señalado con motivo de la inauguración de la conferencia sobre ‘Los retos de Finlandia ante la actual situación europea’, en la que ha participado la embajadora de Finlandia en España, Sari Rautio.

Organizada por Casa de Europa en Cantabria, con el apoyo de la Dirección General de Fondos Europeos del Gobierno de Cantabria, en esta charla-coloquio, que ha tenido lugar esta tarde en el Palacio de Festivales de Cantabria, también ha participado como moderadora Dolores Gallardo, presidenta de la Asociación de Periodistas de Cantabria, y Paulino Alonso, presidente de Casa de Europa Cantabria.

En este marco, Ana Belén Sánchez ha asegurado que los retos de Finlandia ante la actual situación europea son también los desafíos de la Unión Europea. “Los compartimos. Y, por esta razón, las decisiones que se deban tomar para continuar con la estabilidad económica y política de toda la UE las deberemos adoptar siempre conjuntamente”, ha afirmado.

Si bien ha señalado que la situación geográfica de Finlandia puede parecer a priori más complicada que la de otros países - comparte frontera con Rusia-, ha incidido en que la UE es una asociación política y económica “que actúa de manera conjunta y que da pasos al frente de forma consensuada”.

“Es por ello - ha continuado la consejera- que ninguno de los países que la integran va a quedar aislado ante ciertos peligros que pueden asolar y que están relacionados con la injerencia o el desabastecimiento de recursos fundamentales para el día a día”.

Otro de los retos que tienen los Estados miembros en estos momentos, ha añadido, es mantener la solidez de la democracia.  “Lo primero es mantener a sus Estados miembros fuertes y unidos para abordar en conjunto todos los desafíos, y no bajar la cabeza ante cualquier insolencia que atente contra la democracia y la defensa de los derechos fundamentales”, ha argumentado.

La consejera también se ha referido a las consecuencias que está teniendo este conflicto armado en los ciudadanos con un impacto claro en sus economías domésticas, al ver incrementados los precios de los productos de primera necesidad, que adquieren en los supermercados o el encarecimiento de los suministros y la gasolina.

Fondos europeos

Tras recordar las dificultades que han ido apareciendo durante la década actual, como la pandemia sanitaria “que nos hizo cambiar nuestros paradigmas en cuanto a formas de vivir y trabajar”, la consejera ha calificado como “determinante” el esfuerzo de los profesionales sanitarios y de la comunidad científica, así como la contribución de ‘los Veintisiete’, anticipándose y lanzando “rápidamente” un plan económico con el que contribuir a la aceleración de la recuperación de todos los Estados miembros.

Y es que, según Ana Belén Álvarez, “los fondos europeos están aterrizando en cada territorio en forma de inyección económica en todo tipo de sectores”, con lo que, a su juicio, serán determinantes para “estimular al tejido productivo en su conjunto”.

Estas partidas económicas, procedentes de la Unión Europea, ha continuado la consejera, también lo han hecho para modernizar la educación, cultura o sanidad, ya que se ha podido proceder a la adquisición de equipamiento nuevo, como en el caso de Cantabria con la unidad de protonterapia; la mejora de infraestructuras, y el impulso de la digitalización.